Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» buenas a la gente del foro
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Buenas a todas :3
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Ciaossu, gente!
Mar Mayo 05, 2015 12:48 pm por Cannon Indeciso

» Tengo tendinitis y me rebané un jodido dedo
Miér Abr 08, 2015 8:00 pm por Diana Keigo

» De encuentros y confusiones inesperadas [Itzuma Daimaou]
Dom Abr 05, 2015 2:19 pm por Sora Takahashi

» # Reglamento general
Dom Abr 05, 2015 3:28 am por ChachisPistachisTKM

» Ficha de Shion  H. Toudou
Miér Abr 01, 2015 5:38 pm por Itzuma Daimaou

» # Registros de empleo/cargos
Lun Mar 23, 2015 7:03 am por Dino Cavallone

» # Registros de físicos
Lun Mar 23, 2015 7:00 am por Dino Cavallone

JOKER
HEADMASTER
PERFIL | MP
DIANA KEIGO
ADMINISTRADORA
PERFIL | MP
HERMANOS


ÉLITE

50x50
Photobucket Kingdom of the Old Ones
PearlHook University
Ratbag Punce
El ultimo cosmos
East of Eden Magnetic


Afiliados Normales


Katekyo Hitman Wars! © Es un foro que trabaja bajo la licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

La historia del foro pertenece a Akira Amano y ninguna de de las imágenes utilizadas nos pertenece, el crédito va para sus respectivos autores. Imágenes provenientes de Zerochan, Deviantart, Pivix y Tumblr; códigos provenientes de Sourcecode

El diseño del foro fue elaborado por ROSHIO (VMPRLSS.FOROACTIVO) & P4NICO.

Licencia de Creative Commons


Vamos todos a jugar al carrucel

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Itzuma Daimaou el Lun Feb 02, 2015 1:10 pm

Una llamada, risas, una loca idea y solo 10 minutos de planeacion, de los cuales 9.59  fueron bromas estupidas, ahora estaban ambos fuera de la mansion del rubio. El pelinegro tuvo la mision mas facil, ir a por el decimo cavallone y traerlo a su secuestro.    Entro por una ventana con total sigilo viendo como el mayor dormia con la pata tendida por toda la cama y un hilo de baba resbalaba por su boca, eso a un lado de la pijama de diseños coloridos de My little pony causándole casi que se riera. Pensando en la mejor forma de amarrarlo opto por la mas sigilosa, fue a los cajones de la ropa del joven, sacando todos sus calcetines largos y se los amarro a las piernas y brazos dejándolo como una vaca enlazada-Que hermoso animal de granja-canturreo alegre cargandolo en su hombro . Ahora venia la primera pregunta como lo sacaria. Las opciones eran las sabanas, una cuerda, pero opto por lo mas sencillo, el propio latigo del cavallone. Dejo escrita una perfecta excusa para que no lo buscaran "Ya va a ser primavera, me fui de putas, si pregunta tsuna diganle que le enseño a cabalgar mañana solos PD: Romario te robe tus condones " 

Amarro el latigo a una de las piernas del rubio usandolo como traba para no caer y con mucho cuidado itzuma bajo del segundo piso de la casa. Despues empezando a jalar , tiro al rubio hacia sus brazos atrapandolo casi heroicamente de no ser por que lo tomo cuando ya se habia caido al piso. Lo levanto como un simple costal de papas y corrio hacia donde estaba la chica con el auto ya esperandolos. Abrio la puerta y lo lanzo al asiento trasero subiendose al asiento del co-piloto-Vamos a una casa de seguridad, o vamos a una casa cualquiera y saquemos a patada a la gente de ahi,...y nos divertiremos-sonrio volteando a ver al rubio-Considera esto un Pre-pago.




Hora de despertar, de tomar las armas y luchar. Es hora de que el mundo escuche el rugir del León...

Itzuma Daimaou
Admin
Admin

Mensajes : 58

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Diana Keigo el Lun Feb 02, 2015 2:19 pm

¿Desde cuando carajos conocía al informante?, no tenía ni la más remota idea, el contacto solo había aparecido en su teléfono y cuando recibió su llamada solo se limitó a contestar las estupideces de siempre ante un número aparentemente equivocado. Pero claro, como la vida no era de rositas y Diana siempre terminaba por rodearse de personas tan extrañas como ella misma, terminó por hacerse amiga del que estaba al otro lado de la línea telefónica y planear otro de sus arranques de aburrimiento: un secuestro, sin cloroformo de por medio.

Pero no uno cualquiera, un secuestro a Dino Cavallone. Décimo Jefe de la mafia.

Sacó sus patines del armario en medio de la noche, buscó su casco, su usual chaqueta negra y la mochila. Menos de diez minutos se tardó en llegar al lugar acordado, trazar el como y seguir riendo como idiotas en el camino. Ella iría por el auto deportivo rojo y él, por el rubio Cavallone.

Se internó en la mansión, pasando desapercibida hasta el momento en que dio dos pasos hasta el garaje, una vez allí le miraron, le reconocieron y se puso a tomar té con los hombres de negro... si tomar té se tratara de hacerlos dormir con su siempre fiel paño con cloroformo; Diana los escondió en los arbustos y paso siguiente, se adentró en el lugar, encontró el auto y como si nada le hizo una revisión al motor.

Se le formó una sonrisa de satisfacción lujuriosa mientras se sonrojaba un tanto; oh, si pudiera casarse con ese auto lo haría, tendrían una luna de miel en italia y cinco hermosos hijos con asientos de cuero europeo. Los alimentaría con la gasolina de la mejor calidad todos los días del resto de su existencia.

La seguridad es una broma

20 segundos, solo eso se demoró en quitarle la llave al auto y echarlo a andar para proseguir con el plan de su ahora nuevo mejor amigo. Salió de garaje, y se estacionó frente a la mansión Cavallone como si nada del otro mundo estuviese ocurriendo. Sacó unas gafas redondas oscuras de sol de uno de sus bolsillos y se las puso.

Y espero, allí, en medio de la oscuridad de la noche y el ruido del Ferrari rugiendo a sus espaldas. Como adoraba ese auto.

Se me olvidó traer a Beatrix, pasaremos por casa primero

Comentó como si nada en cuanto le metió el pie al acelerador del auto. La velocidad no solo se limitaba a sus ruedas, si no que a todo aspecto de su vida, y eso incluía el auto de Dino.

Y café, quiero comprarme un café, ¿Te parece si asaltamos un Starbucks?

Diana Keigo
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 199
Localización : Velvet Room

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Dino Cavallone el Lun Feb 02, 2015 3:15 pm

Cuando se había ido a dormir, nunca se hubiera esperado que todo terminase así.

De repente estaba atado de manos y pies, como si fuera el becerro en un rodeo, en vez del bronco, como debería de ser. ¡Pero si es que si le dejaban como un potrillo endefenso, entonces no podía hacer gran cosa! Como todo estaba oscuro, no pudo saber en absoluto quien era, así que intentó deshacerse de las ataduras, pero le fue inútil. Ya le habían cargado a un hombro.

¡Suéltame! ¿¡Qué demonios estás haciendo!?

Aunque todo lo que pudo ver a continuación es que usaban su látigo para bajarle... de la manera mas dolorosa posible. El golpe contra el suelo le dolió bastante, pero eso no hizo que quisiese dejar de moverse.

Ouch... ¡Déjame en paz!

Un momento. ¡Conocía a aquel tipo! Era Itzuma, ¿¡pero que diantres hacía sacandole de la cama así, como si fuera un burdo secuestro!? Además de atado, estaba desarmado, y ni siquiera tenía a Enzo. Cuando le metieron en ese coche, se dio cuenta en seguida de que era su ferrari. La carrocería era la misma y el cuero de los asientos también. Cuando se revolvió a ver quien estaba en los asientos delanteros, pudo ver por el retrovisor a... ¿Diana? ¡Ella también estaba ahí!

La alarma en la mansión saltó, se escucharon los ladridos de perros guardianes y un montón de voces. Entonces supo que sus subordinados sabían que había desaparecido y que probablemente le buscarían. Sin embargo un acelerón de su ferrari le hizo agachar la cabeza. Ya no sabía si temía más por su vida o por la de su coche.





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Queen Decim el Miér Feb 04, 2015 9:40 am

Spoiler:
Le pregunté a maestro si podía entrar y dijo que si ~

Un llamado en medio de la noche le había hecho que se tropezara al bajar de la cama para contestar el celular que se encontraba sobre su mesa de noche. Le costó entender el mensaje debido a la histeria con el que su interlocutor le transmitía la noticia mientras ella, se sobaba la rodilla debido al impacto con el piso. Si había entendido bien alguien se había robado un caballo con el látigo de Dino, su nuevo medio jefe.

Se frotó los ojos tratando de comprender bien la noticia luego de colgar el teléfono... ¿Un caballo de la propiedad de Cavallone?, entendía que ahora fuer parte de la larga lista de gente a la cual mandar a hacer recados, pero llamarla en medio de la noche solo por eso era algo preocupante. Iría de todas formas, aunque fuera una broma de sus nuevos "compañeros", después de todo nunca podía decir que no ante una petición de ayuda.

Se vistió lo más rápidamente que pudo, con cuidado de no cometer ningún accidente en el camino al baño. Amarró su cabello en una coleta alta y acomodó la katana en su cinto antes de salir por la puerta de su habitación, rodar por las escaleras y tomar un taxi en dirección a la mansión Cavallone. En el camino pudo ver un auto deportivo a toda velocidad por la carretera, uno que curiosamente se parecía al de Dino.

Cuando llegó al lugar, tropezó, le pagó al taxista, la persiguieron unos perros y se informó de la real situación. Decidida, y luego de que curaran sus heridas con banditas de animalitos, tomó el primer auto de la mansión para salir en búsqueda del líder secuestrado.

¡Lo rescataré, Dino!

Queen Decim

Femenino Mensajes : 25
Localización : Huyendo de Lal-Mirch

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Itzuma Daimaou el Jue Feb 05, 2015 12:52 am

SOY EL REY DEL MUNDO!-grito el azabache por la ventana del ferrari mientras sentia el aire recorrer su rostro, escuchando los quejidos del rubio secuestrado de atras y le apunto-Y TU TE CALLAS MISERA ARRASTRADA!-soltó una risotada viendo a diana conducir y no le dijo nada-No se a donde mierda vamos o a donde mierda vamos a montarnos los 2 al caballito solo se que...caballito no te podras sentar-Y  fue ahi donde volteo a verle con la sonrisa mas pervertida, donde un trueno se vio partiendo las nubes del cielo casi como si dios le quisiera advertir que se preparara para lo que le iba a pasar si no conseguia escapar. Pero quiza dios le amaba mucho o quiza los secuestradores no habian sacrificado una virgen y esa chica les habia engañado pues de tras de ellos ya se dejaba ver toda la caravana que venia en busqueda de su amadisimo lider.

Diana...baja la velocidad, quiero que saluden a mi mejor amante, la mujer que tiene mi alma y mi corazon, a quien le debo todo en esta vida...A la vieeeeeeja betsy-Tras esas palabras saco una enorme y vieja escopeta modificada. Saco su cabeza y apunto hacia los autos empezando a disparar a todo lo que veia. No le importaba si era auto, parabrisas, perro, gato mujer o niño, todo lo que se moviera seria disparado y neutralizado. Temiendo que se le agotasen las pocas balas que tenia por el momento pensó un poco las cosas y señalo una zona boscosa-Metete ahi!-señalo con rapidez, tocando el auto con su mano, la verdad el hecho de que fuera de noche le ayudaría mucho. Pues aparecieron copias del auto dirigiéndose en distintas direcciones, unos al este, otros al oeste, y uno mas de regreso a la mansión-Vamos de regreso a la mansión, es el único lugar donde jamas lo buscaran-declaro sonriendo con una sonrisa feliz y alegre por sus ilusiones.

Ahora... Veamos que tenemos en la caja misteriosa-Susurro sacando debajo del asiento una caja excesivamente decorada de signos de interrogacion donde metio su mano derecha, siendo lo primero que saco fue una torre eiffel a escala 10-100 la cual examino detenidamente y volteo la mirada hacia el que estaba en el asiento trasero. Itzuma activo sus cadenas las cuales bajaron serpenteando por el auto hasta que tomaron al rubio y lo sentaron de forma semi decente -Dino~ pase lo que pase..siempre tendremos paris...o al menos tendras dentro de ti a Paris-Canturreo sonriendo mientras movia suavemente de un lado a otro la torre eiffel que tenia en sus manos dando a entender su idea. Volvio a guardar la figurilla y empezo a explorar dentro de la caja murmurando-Cabeza reducida...viceras de cordero...feto de mujer virgen...are.. hmm..alcohol..chocolates..consolador marca el negro feliz..Diana, ¿trajiste el desfibrilador?, yo traigo unos sedantes y unos bisturis, quiero probar mi habilidad para hacer tatuajes...





Hora de despertar, de tomar las armas y luchar. Es hora de que el mundo escuche el rugir del León...

Itzuma Daimaou
Admin
Admin

Mensajes : 58

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Diana Keigo el Vie Feb 06, 2015 8:51 am

Hell-o, Diny

Saludó cortes, con una señal de paz en una de sus manos al observar al rubio por el retrovisor del vehículo. Ignoró la mayor parte de los comentarios sexuales de Itzuma con respecto al mayor y solo se dedicó a meterle pie al acelerador, llegando a alcanzar los 200km en cosa de minutos; se relamió los labios en silencio mostrando una sonrisa complacida, nada se comparaba con los caballos de fuerza y motor de ese endemoniado auto, después de esto -si es que Dino no le ponía una orden de alejamiento encima-, lo visitaría más seguido solo para darle un baño de espuma al amor de su vida.

Bajó un tanto la velocidad en cuanto Itzuma se lo pidió, solo para sentir el ronroneo del motor al subir y bajar de velocidad. Dio una vuelta brusca entrando a la zona boscosa, haciendo que las llantas de vehículo chirriaran en el pavimento de la calle, dejando una marca negra por el desgaste de los neumáticos; aprovecharía esa ocasión de perdida de subordinados para ir por Beatrix, seguro le encantaría la aventura de pasear al Bronco por las oscuras calles japonesas.

Lamento haber dado ese movimiento tan brusco cariño, mami te lo recompensará luego —murmuró en un tono lo suficientemente audible como para que se escuchara por sobre las risotadas del ilusionista. Diana Keigo acariciaba parte del panel del Ferrari con una de sus manos—. Tengo que pasar a mi departamento primero, ya te lo dije

Otra vuelta brusca antes de regresar nuevamente a la mansión del Cavallone, pasó por la ciudad a toda velocidad antes de estacionarse fuera de un edificio color pastel. Se bajó del auto, no sin antes quitar las llaves del vehículo para que no huyeran con él sin ella, y rápidamente abrió la puerta, saludó al conserje, subió seis pisos, pasaron tres minutos y bajó nuevamente, con algo bajo el brazo casi del mismo porte que ella.

Abrió la puerta de atrás del Ferrari y junto a Dino sentó a Beatrix Kiddo, su modelo anatómico.

Diny, Beatrix; Beatrix, Diny... llévense bien, ella no habla mucho, es algo tímida —los presentó rápidamente antes de meterse a conducir otra vez en dirección a la mansión Cavallone.

Unas cuantas vueltas peligrosas más, cinco frenadas bruscas, veinte semáforos en rojo ignorados, cinco coches accidentados en plena vía pública de Namimori y tres inocentes peatones al borde de un paro cardíaco, pero el Ferrari ni siquiera un solo rasguño.

Dijimos que nada de sacrificios a jóvenes vírgenes, Itzu, no creo que Diny nos sirva de todas formas formas —Keigo detuvo el Ferrari frente a la puerta principal de la mansión y se bajó del vehículo en cuanto vio a unos hombres acercarse para rescatar a su jefe—. Los desfribiladores son para novatos

En cosa de segundos los cinco subordinados de Cavallone cayeron al piso con un solo toque de la mano de Diana, parecía haberlos electrocutado solo con sus dedos. Volvió al auto y abrió la puerta de Itzuma para tomarlo por el cuello de su chaqueta, acercándolo a su rostro.

No quiero sangre, es sucia. La sangre tiene gérmenes y yo odio los gérmenes —amenazó con los ojos entrecerrados mirando al ilusionista casi desprendiendo un aura asesina de su cuerpo.

Y se volteó rápidamente, parando el impacto que amenazaba con cortarle la cabeza gracias al uso rápido de sus discos en uno de sus brazos. Pudo deducir que era una Katana con cierta rapidez al momento de saltar hacía un lado, el disco cayó a sus pies partido en dos.


Spoiler:
Hola, no se entendió nada de mi post HEHHEHE (?)

Diana Keigo
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 199
Localización : Velvet Room

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Dino Cavallone el Lun Feb 09, 2015 12:33 pm

Él pensaba que Diana era una chica rara, pero comparada con el chico, no era más que una chica con gustos extraños y algo alocada.
Frunció el ceño cuando Itzuma le habló así, ahora ya más enfadado que asustado, sin duda.

¡Déjalos en paz!

Se puso furioso cuando vio que los suyos estaban en peligro. Que le hiciesen a él algo era una cosa, pero otra muy distinta es que amenazasen a su familia o llegasen a hacerles daño de esa forma. Por eso se removió en el asiento trasero y empujó con su cuerpo el asiento del chico, para que perdiese la postura y no pudiese disparar. Un poco más y podría soltarse al menos una mano, con eso podría defenderse sin problemas.

No pensaba decir nada, pero su rostro cambió a algo demasiado... perturbado cuando vio el modelo anatómico al lado de él, traído por Diana. Se pego a la puerta del asiento en donde estaba, cuando el coche empezó a ponerse de neuvo en marcha. Desde luego, había temido por su vida por toda esa velocidad y por la gente a la que casi había atropellado, pero la chica parecía tener una obsesión mal sana por su coche... asi que mientras estuviese dentro de él, entonces estaría bien. Solo quedaba echar a Itzuma.

Se alertó demasiado cuando lo miró por uno de los retrovisores laterales. El chico había sacado una caja... y no le gustaba nada lo que había dentro de esa caja. Ni de coña iba a dejar que le hiciera algo tan asqueroso y perturbador como aquello. No por nada le habían apodado "Bronco". Pero su rostro quedó totalmente serio, mientras suspiraba ligeramente, habiéndosele ocurrido algo. Mejor que nada para sacar tiempo, pensaba.

¿En serio? Venga ya. ¿Y eso te divierte? He visto cosas peores. Quizá puedas probarlo con Beatrix si te hace tanta ilusión...

Pero el rubio se calló, al escuchar a la chica. No pudo evitar ponerse algo rojo cuando dijo que no les serviría para una "virgen", pero ¿que esperaban? ¡No es que fuese un crío, después de todo!
Sin embargo, se le olvidó todo cuando vio por la ventana como cinco de sus hombres, caían en cuestión de segundos.

¡...! —El terror se apoderó de su mirada y volvió a sentir una sensación punzante en su cuello.— ¡No os acerquéis, estoy bien!

Trató de decirles que no se acercasen, porque no quería que les hicieran daño, pero justo antes de intentar soltarse de su atadura, vio como algo impactaba contra la japonesa. Era una katana.

¡Queen!

La chica habría sido alertada por sus subordinados, y había ido en su ayuda. Ella era diferente, sin duda, pero se suponía que allí nadie tenía que pelearse. ¿Cómo había acabado así?





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Queen Decim el Vie Feb 13, 2015 9:08 am

Spoiler:
Lamento la demora

Luego de abordar el primer auto que encontró para ir en la búsqueda de Dino se dio cuenta tarde de que el vehículo no partía, incluso cuando intentara repetidas veces hacer contacto con el motor gracias a la llave que le habían facilitado los hombres del capo Cavallone. Solo se limitó a reír de manera despreocupada cuando descendió del automóvil e hizo contacto con el resto de subordinados que se habían quedado en la mansión a la espera de un posible regreso por parte de los secuestradores; se informó con más detalle de la situación, ayudó a trazar un plan y una posible ruta de escape/regreso para el peor de los casos, para luego, terminar por construir el resto del perfil sobre los cautivos.

Una vez terminó ese trabajo tomó la opción de quedarse fuera de la mansión con el resto de los hombres a la espera de nuevas señales o noticias. No había pasado mucho tiempo cuando el sonido de un auto a toda velocidad y las luces altas les hicieron ponerse alerta, Queen rápidamente hizo uso de su llama del desierto para esconderse y esperar el momento apropiado para atacar, liberar a Dino y huir con él hasta el lugar más seguro posible. Asumiendo claro el peor de los casos, un ataque de la New Vongola.

¡Hasagi! —atacó con rapidez.

Así mismo como había aparecido, así mismo desenvainó su katana una vez fueron puestos en evidencia los captores y derrotado los subordinados. Entre restos de arena la figura de Queen comenzó a materializarse, quién, a pesar de la sonrisa en su rostro tenía una fiera mirada dirigida a la chica que había detenido el corte de su hoja con unos extraños discos. No bajó su guardia, mantuvo el arma en alto, siendo cubierta ligeramente por restos de arena, logrando que el largo del arma no se identificara del todo.

Admiro tu reacción —murmuró de manera tranquila pasando su vista hacía el asiento trasero del auto una vez su nombre fue pronunciado. Amplió la sonrisa en su rostro—. Lo sacaré de allí inmediatamente, Dino

Volvió su vista los captores, retrocedió dos pasos y apuntó el filo de su espada hacía el frente, amenazando casi a los responsables. Su vista se ajustó, logrando que sus ojos se volvieran más pequeños.

¿Quién de ustedes dos es el responsable de este secuestro?, mientras más rápida sea la respuesta menor será el dolor que probaran gracias al filo de Aseryo

Queen Decim

Femenino Mensajes : 25
Localización : Huyendo de Lal-Mirch

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Itzuma Daimaou el Miér Feb 18, 2015 2:11 am

Entiendo entiendo..Diana sueltame..me arrugas el traje y no quiero gastar para mandarlo a lavar y planchar-Se quejaba por la brusquedad del trato, solamente viendo la luz de la luna reflejada en ese fino filo que danzaba en la obscuridad. Su mirada se puso algo mas seria por primera vez durante esos segundos, solo para terminar observando la presentacion de la chica cavallone. Itzu solo dio unos pasos hacia atras dirigiendo su vista al joven rubio-¿De donde sacas estas feme fatale?. ¿Tienes algun catalogo o algo asi?-sonrio un poco pensando en como pelear contra una loca con cuchillo gigante. Pero en ese momento su mente no maquilo nada que le llegase a ser medianamente util. Se acerco al rubio para atarle bien y le miro-Aqui nuestro amigo Bronco nos invito a ver las 50 sombras de Gris, y le gusto tanto la pelicula que quiere hacer lo que vio..eh aqui el problema, el es hombre, yo no soy puto y Diana creo que le pone mas caliente el ferrari que el caballo. Y como no podiamos sacarlo dando esas excusas..henos aqui.-Sonrio levantando las manos de manera inocente mientras que se dirigia lentamente a la cabina del piloto.

Entrando de un rapido salto, estiro su brazo derecho hacia Diana y la jalo dentro del auto-Olvida la mancion nos iremos a otro sitio!-Piso el pedal al fondo escuchando el rugir del motor, deteniendose un momento girando el volante en direccion a la chica-Prometo no matarla, yo no quiero matar, solo mutilar o herir de gravedad-Sonrio de forma dulce girando de nuevo el volante de forma abrupta antes de siquiera estar a su alcance volviendo a perderse en el bosque-Ya se por que te gusta esto, es un auto tan genial..-volteo la cabeza hacia el rubio-Dino de no ser por que ahorita eres tecnicamente mi contratista te hubiera robado tu ferrari, esta genial-Grito alegre y metio el pedal saliendo a la carretera nacional en rumbo al norte-Si llegamos a pasar la frontera podemos hacer todo mas sencillo-Ya sin prestar atencion al camino aparecio con sus llamas un enorme mapa de la carreta de italia, buscando algun lugar en especifico-Creo que debimos haber dado la vuelta a la derecha en albuquerque-Maldijo bajo y desaparecio el mapa que obstruia el espejo, solo para ver que ya estaban dando de frente a una caseta de peaje, destruyendo la barra de madera que debia detenerlos-

Demonios.. la policia..los cavallones...Esto podria beneficiarnos en alguna forma-Se quedo pensativo, mientras que daba la vuelta en una interseccion-Diana, vamos a Roma, es mas facil ocultarnos en algun lugar de la ciudad que seguir conduciendo como idiotas-Pensaba el mas alto, cambiando la apariencia del lujoso auto a ser un simple Wolkswagen escarabajo de color rosa pastel, sin defensa y con un vidrio roto-nadie nos reconocera con esto-Contesto orgulloso de su propia creacion hasta que se vio en un espejo y lo que manejaba fue cuando volteo el rostro-Querida..te gustaria conducir a ti ahora?..es vergonzoso manejar esta ..cosa




Hora de despertar, de tomar las armas y luchar. Es hora de que el mundo escuche el rugir del León...

Itzuma Daimaou
Admin
Admin

Mensajes : 58

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Diana Keigo el Vie Feb 20, 2015 8:51 pm

Fue él

Y como si nada indicó a Itzuma con su mano libre. Se alzó de hombros y dejó el paso libre para que la otra chica acabara con el ilusionista por haber secuestrado de mala manera al líder de Cavallone, y un ejemplo claro de ello era el no uso de su amado cloroformo, ¿Para que armar tanto escándalo?. Escuchó las burdas explicaciones del independiente mientras miraba su pobre disco herido tirado en el piso, se lamentó desde dentro, él no tenía la culpa de que apareciera una loca con una katana y tratara de matarla por que pensaba que era la principal responsable de aquel crimen. ¿Era eso o estaba defendiendo a Itzuma?, en fin, se perdió.

Estaba tranquilamente junto a su amado Ferrari cuando fue jalada nuevamente adentro del vehículo. Lo escuchó sufrir con el pie de Itzuma en el acelerador y solo abrió los labios de manera ligera, ese pobre motor sufría, lo sentía en sus huesos; Itzuma estaba haciendo sufrir a su bebé. La cerca ropa, la transformación de su auto fue todo lo que pudo aguantar la joven ingeniera, cuando el ilusionista detuvo el auto se volteó hacía el con el rostro serio.

Lo iba a matar. Quería ir a las Vegas, pero mataría a ese maldito remedo de ser humano primero. Se quitó el cinturón de seguridad y avanzó con sus manos hasta el cuello del ilusionista.

Devuelve a Ferri, devuélvelo ahora

Siseó con peligrosidad comenzando a apretar el cuello del ilusionista, los postes de electricidad fuera del auto comenzaron a soltar chispas. La ira de Diana había logrado descontrolar sus propias llamas, comenzando a afectar el medio ambiente, inclusive al Ferrari.

¡Devuélveme a Ferri! —gritó, aumentando la presión. Lo mataría, lo mataría, lo mataría... seguiría apretando hasta que le devolvieran su preciado auto, lo quitara del asiento del conductor y lo amarrara encima del capó del auto para hacerlo sufrir por el daño a su amado auto.

Pero Diana tendría que lidiar con algo peor primero.

¡Ge-germenes!

Quitó sus manos rápidamente del cuello de Itzuma y se quedó en posición fetal en su asiento, no andaba con su alcohol para manos. Ni Beatrix podría salvarla de esa situación ahora, ¿Qué haría?.

La electricidad en el aire comenzó a disminuir mientras Keigo se quedaba murmurando cosas en el asiento del copiloto.

Diana Keigo
Admin
Admin

Femenino Mensajes : 199
Localización : Velvet Room

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Vamos todos a jugar al carrucel

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 4:21 pm


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.