Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» buenas a la gente del foro
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Buenas a todas :3
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Ciaossu, gente!
Mar Mayo 05, 2015 12:48 pm por Cannon Indeciso

» Tengo tendinitis y me rebané un jodido dedo
Miér Abr 08, 2015 8:00 pm por Diana Keigo

» De encuentros y confusiones inesperadas [Itzuma Daimaou]
Dom Abr 05, 2015 2:19 pm por Sora Takahashi

» # Reglamento general
Dom Abr 05, 2015 3:28 am por ChachisPistachisTKM

» Ficha de Shion  H. Toudou
Miér Abr 01, 2015 5:38 pm por Itzuma Daimaou

» # Registros de empleo/cargos
Lun Mar 23, 2015 7:03 am por Dino Cavallone

» # Registros de físicos
Lun Mar 23, 2015 7:00 am por Dino Cavallone

JOKER
HEADMASTER
PERFIL | MP
DIANA KEIGO
ADMINISTRADORA
PERFIL | MP
HERMANOS


ÉLITE

50x50
Photobucket Kingdom of the Old Ones
PearlHook University
Ratbag Punce
El ultimo cosmos
East of Eden Magnetic


Afiliados Normales


Katekyo Hitman Wars! © Es un foro que trabaja bajo la licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

La historia del foro pertenece a Akira Amano y ninguna de de las imágenes utilizadas nos pertenece, el crédito va para sus respectivos autores. Imágenes provenientes de Zerochan, Deviantart, Pivix y Tumblr; códigos provenientes de Sourcecode

El diseño del foro fue elaborado por ROSHIO (VMPRLSS.FOROACTIVO) & P4NICO.

Licencia de Creative Commons


[P] Lo que parecía fácil, trajo desgracia.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[P] Lo que parecía fácil, trajo desgracia.

Mensaje por Takeshi Yamamoto el Vie Feb 06, 2015 12:10 am

Viajar a Italia sólo por un favor ¿Qué clase de favor sería tan grande como para tener que viajar miles de Kilómetros lejos de Japón? Lamentablemente, Tsuna no quiso entrar en detalles y explicarle la situación, cosa que realmente le acomplejó al azabache; pero ¿Cómo decir que no a algo tan grande? ¡Era un viaje a Italia!. Decir que no sería pecado - Que juego tan más grande. Le diré la próxima vez que me lleve a Estados Unidos- Mencionó el moreno mirando por la ventanilla del avión. Estados Unidos, un lugar en el cual el Baseball era famoso por sus grandes jugadores y torneos de altas ligas; un suave suspiro y una sutil sonrisa se presentó en los labios de Yamamoto. Cerró los ojos queriendo soñar mirarse en uno de esos grandes equipos, quizá algún día.

La joven aeromoza le sacudió suavemente el hombro para despertarle, era raro viajar en un avión grande y con pocas personas, al menos en la sección de la primera clase estaba completamente vacío, sólo él y la joven mujer, la cual le intentaba traer desde el mundo de los sueños con su dulce voz -  Señor Yamamoto, hemos llegado - ¿Señor? Takeshi se extrañó un poco por el uso del ´´señor´´ al ser llamado, pero le restó importancia; se limitó a estirarse y a agradecer a la bella joven por tomarse el trabajo de estar pendiente de su sueño. Se levantó de su asiento, con un poco de dolor en el cuello por la posición en la que había dormido, sujetó sus maletas y por supuesto su Shigeru Kintoki, que de extraña manera le permitieron llevar durante todo el viaje dentro de la cabina, mejor para él.

Finalmente bajó del avión y respiró profundo el aire de Europa. Ah, Italia, que perfecto lugar para vivir y soñar. Reconocía algunas cosas de su anterior viaje a Italia, le parecía curioso que sin el pequeño bebé estuviera saliendo tan tranquilo, no se preocupaba, pero permanecía alerta, los juegos de Tsuna siempre terminaban en una extraña pelea; pero la reluciente sonrisa del azabache no se borraba de su expresivo rostro - Todo está saliendo bien, que divertido, debería se venir más seguido - Soltó una suave risa mientras las escaleras eléctricas del aeropuerto le llevaban a hasta el primer piso. Seguía las instrucciones de Tsuna, más bien dadas por Reborn, el pequeño bebé, e incluso las había escrito con el fin de que no se le olvidara nada. Sacó el pequeño papel arrugado de su bolsillo y leyó la escritura de Reborn - Para ser tan pequeño tiene buena letra - Prestó más atención al detalle que al contenido, pero finalmente terminó por leer el siguiente paso- ´´Leer tu nombre´´ - Leyó en voz alta el siguiente punto, lo cual le dejó un poco confundido - ¿Leer mi nombre? ¿A qué se refiere el pequeño? - Alzó la vista mientras las largas escaleras seguían bajando; y justo abajo estaba esperándole un hombre con un traje elegante, bastante elegante a decir verdad, parecía peligroso pero sujetaba un pequeño letrero con el nombre de ´´Yamamoto Takeshi´´ con ambas manos, al cual simplemente sonrió - ¡Yo soy Yamamoto Takeshi! - Mencionó alzando la voz, dando un pequeño salto para bajar el último escalón del lujo electrónico.

Para su mala suerte recibió un golpe en la cabeza, como una reprimenda por su falta de seriedad - Tómate esto más en serio, idiota - El hombre suspiró, mostrándose un poco decepcionado. Quizá esperaba un poco más de seriedad por parte de los Guardianes del décimo, pero le habían advertido sobre Yamamoto, él siempre dá sorpresas. Le miró sobarse la cabeza pero desvió rápidamente la mirada del joven, algo le inquietaba y al ver la arruga en sus cejas no aparentaba nada bueno. Sujetó la maleta que Takeshi que llevaba consigo y de igual manera le sujetó el brazo diestro para llevarle a rastras por casi 10 metros hasta que el Guardián pudo retomar control sobre su andar.

Al ser obligado a subir a un auto oscuro, finalmente comprendió que algo iba mal. Una mirada de seriedad de posicionó sobre los ojos almendrados de Takeshi y presintió que si se quedaban por más tiempo en ese aeropuerto el ´´Todo salió bien´´ no se podría usar en el reporte. Subió rápidamente al auto, el cual al escuchar el sonido de la puerta cerrarse no demoró medio segundo en arrancar, al menos por ahora no había mucho de qué preocuparse.

La belleza de las calles de Italia capturó la atención de Yamamoto, era un lugar bastante bueno como para imaginarse que la Mafia fuera muy fuerte, pero eso no le preocupaba al azabache, para nada, y de alguna forma tenía sus ventajas. El auto se detuvo frente a un edificio lujoso, confundido sacó nuevamente el papelito arrugado de su bolsillo y se dispuso a leerlo - ´´Cambiar de ropa´´ - Arqueó la ceja, soltando una risa por las palabras escritas en el siguiente punto - Parece una búsqueda del tesoro, ese bebé si que hace las cosas interesantes - Mencionó bajando del auto, y finalmente adentrándose en el edificio.  

El edificio resultó ser una especie de hotel o más bien parecida a una base en donde muchos hombres y mujeres bellas se reunían, Takeshi no pudo evitar sentirse nervioso al verse involucrado en semejante situación, al menos su traje hecho a la medida le dejaba mezclarse más, pero las miradas a pesar de eso recaían sobre él ¿Era una especie de celebridad o algo parecido? Quizá por la espalda que cargaba en su espalda. Para su suerte, el hombre que le dejó la reprimenda en la cabeza, le guió hasta un jardín, bastante amplio y bien cuidado - Espera aquí hasta que llegue tu contacto - Ordenó el hombre mayor y se retiró. No tenía muchas opciones.

El anochecer en Italia era igual de bello, pero un poco frío. Tomó asiento en una de las bancas de piedra, algo le decía que tendría que esperar mucho tiempo para regresar a casa. Mucho tiempo


Takeshi Yamamoto

Masculino Mensajes : 11
Localización : Jugando On Rol con Tsuna (?)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: [P] Lo que parecía fácil, trajo desgracia.

Mensaje por Itzuma Daimaou el Sáb Feb 21, 2015 11:52 pm

Una noche tranquila, había cumplido una pare de su misión de unirse a la New Vongola, y le había llegado su primera misión, el encontrarse con un miembro de la Old Vongola en calidad de su mensajero y contacto. Todo habia empezado una semana antes, cuando le habían citado en una vieja bodega donde dentro tenias amarrado a un informante de la vieja tanda de Vongola, que estaba totalmente golpeado y sangraba del rostro, haba soltado información acerca de que un miembro importante vendría. Soltó la información sin muchos problemas  y se la entregaron al azabache, quien lo ultimo que escucho del hombre fue el sonido la carne rompiéndose. No se quiso quedar a mas, fue a prepararse para tan importante noche.

Arreglado con un elegante traje negro, salio de su departamento en aquella fría noche. Cerro los ojos sintiendo su piel erizarse por el cambio de temperatura. Aspiro el aroma de la humedad y la proximidad de la lluvia que se acercaba a ellos y tranquilo emprendió su camino hacia la base que la información decía que se encontrarían. Después de unos minutos caminando paso un gran arco que decía el nombre del parque, una zona verdaderamente antigua donde se decía que vivió un gran emperador romano, pero por curiosidades de los siglos ahora donde debía estar la casa, solo quedaba una simple banca de piedra donde la gente y algunos vagabundos pasaban el tiempo descansando. A medida que se acercaba diviso una melena negra que se le hacia familiar. Una corriente helada surco su cuerpo cuando noto que la persona no era otra mas que Yamamoto Takeshi, guardián de la Lluvia del ex Decimo Vongola. Tomo aire y se relamió los labios de forma suave acercándose tranquilo al mayor-Buenas noches Yamamoto -sonrío el azabache de ojos dorados extendiéndole la mano en señal de saludo-Un placer conocerlo, me llamo Aldrich, soy su contacto para esta misión de recuperación y espero podamos trabajar bien juntos.-Sonrió con una suavidad y relajación tan grandes que parecía mas una reunión de amigos que una reunión de mafiosos.

-Bueno, joven Yama, la misión es lo siguiente, esta noche se celebra una subasta de armas y cajas armas en Roma, y se dice que varias cabecillas están interesadas en adquirirlas, eso junto a una caja especial que dicen que es una arma capaz de anular las llamas del usuario o una bestia gigante que pondría cualquier pelea de lado de quien al tuviera. Tsuna esta...preocupado que caiga en malas manos y prefiere que la obtenga sin importar el costo y ya si es en cualquier caso, que la destruyan pero que no se la lleven, me ha entendido, la vida de muchos peligran en esta misión y solo usted puede ayudarlos- Termino de hablar y escucho las palabras del mayor, haciendo una suave reverencia-Acompáñeme por favor-Dijo sin mas mientras que continuaban el camino por el parque  dando vuelta en una esquina a la izquierda empezo a bajar unas escaleras donde toco una puerta de metal donde salio un hombre que les hecho un vistazo y los dejo pasar. Dentro del lugar estaba lleno de hombres y mujeres de alta sociedad, todos disfrutando del espectáculo, un gran cantante y bailarinas que estaban a su alrededor y realizaban algunas acrobacias y hasta picardas con los asistentes.

-Cuando este cantante termine seguirá la subasta, casi todos los que están aquí vienen a eso-Susurro al chico, mientras que les traían unas bebidas suaves con poco alcohol y unas señoritas se le acercaban al espadachín diciéndole algunos piropos o dándole algunas caricias traviesas, Itzuma se reía un poco por eso pero no dijo mas, solo se tomo su bebida y pidió otra un poco mas fuerte pues había que esperar dios sabia cuanto tiempo hasta que pudieran pasar, aunque no se quejaba tanto, el ambiente era de su gusto, buena música, y un buen ambiente, mientras que nadie empezara a disparar quizá podría decir que esta seria una misión sencilla hasta que tuviera que traicionar al japones para llevarse el dichoso aparato.-Disfruta y relájate un poco, parece que tendremos que esperar y entre mejor nos mezclemos mejor.





Hora de despertar, de tomar las armas y luchar. Es hora de que el mundo escuche el rugir del León...

Itzuma Daimaou
Admin
Admin

Mensajes : 58

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.