Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» buenas a la gente del foro
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Buenas a todas :3
Mar Mar 29, 2016 10:48 am por Sayrus

» Ciaossu, gente!
Mar Mayo 05, 2015 12:48 pm por Cannon Indeciso

» Tengo tendinitis y me rebané un jodido dedo
Miér Abr 08, 2015 8:00 pm por Diana Keigo

» De encuentros y confusiones inesperadas [Itzuma Daimaou]
Dom Abr 05, 2015 2:19 pm por Sora Takahashi

» # Reglamento general
Dom Abr 05, 2015 3:28 am por ChachisPistachisTKM

» Ficha de Shion  H. Toudou
Miér Abr 01, 2015 5:38 pm por Itzuma Daimaou

» # Registros de empleo/cargos
Lun Mar 23, 2015 7:03 am por Dino Cavallone

» # Registros de físicos
Lun Mar 23, 2015 7:00 am por Dino Cavallone

JOKER
HEADMASTER
PERFIL | MP
DIANA KEIGO
ADMINISTRADORA
PERFIL | MP
HERMANOS


ÉLITE

50x50
Photobucket Kingdom of the Old Ones
PearlHook University
Ratbag Punce
El ultimo cosmos
East of Eden Magnetic


Afiliados Normales


Katekyo Hitman Wars! © Es un foro que trabaja bajo la licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 3.0 España.

La historia del foro pertenece a Akira Amano y ninguna de de las imágenes utilizadas nos pertenece, el crédito va para sus respectivos autores. Imágenes provenientes de Zerochan, Deviantart, Pivix y Tumblr; códigos provenientes de Sourcecode

El diseño del foro fue elaborado por ROSHIO (VMPRLSS.FOROACTIVO) & P4NICO.

Licencia de Creative Commons


Unanswered prayers [pv Dino]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Byakuran Gesso el Vie Feb 06, 2015 5:29 am


Unanswered prayers
Praying is useless...


Paseaba tranquilamente por las calles de Namimori, esa tranquila ciudad con esas apacibles pero oscuras calles que pondrían a cualquiera los pelos de punta.
Cerré los ojos dejando que los rayos del sol de aquel día invernal acariciaran mi pálida piel-hoy será un buen día! Estoy seguro!-reí con fuerza sin dejar de caminar alegremente mientras comía mis dulces.

Me metí por un callejón donde no había nadie. Un pequeño atajo para llegar hasta el lugar marcado en mi mente. Tenia entendido que hoy abría uno de los mágico espectáculo en la plaza central de la ciudad.
Llegué a la plaza totalmente entusiasmado sin poder contener la sonrisa que se dibuja en mi rostro de oreja a oreja cuando de repente un escenario apareció de la nada y una extraña figura surgió presentándose-Bienvenidos niños, damas y caballeros!-exclamó haciendo que su voz resonara por toda la plaza-vamos acérquense! No sean tímidos! Aquí está el magnífico Shin!-dijo a la vez que aparecía en vuelto en una nube de humo en el medio del escenario con una capa invisible que cubría todo su cuerpo haciendo que se pudiera ver a través de él. También llevaba una máscara con cuatro caras diferentes. Que divertido era! Solté una pequeña risita.

La poca gente que había por allí empezó a acercarse entusiasmada y sorprendida por ver allí un espectáculo sorpresa. Pero no importaba que la gente se acumulara como loca con los niños, solo quería pasármelo bien, al menos durante un rato, tampoco es como si tuviera algo más importante que hacer, no?

Empezó con unos simples trucos de magia, quemar un papel, sacar una paloma de entre las manos, el pañuelo que nunca se acaba, adivinar una carta cogiendo a algún voluntario del público, simples trucos que no llamaban mucho la atención ya que lo mejor siempre quedaba para el final, al igual que el postre-Y ahora queridos niños los trucos finales, los que siempre esperáis con tanto entusiasmo y afán…aquí van…aunque siempre os den algo de miedo…-dijo con un toque de misterio en su voz haciendo que las ganas de ver el truco crecieran en mi por momentos. Era el momento de empezar la verdadera diversión.
El mago chasqueó los dedos haciendo aparecer un tanque de agua con cocodrilos-ahora me meteré ahí dentro completamente atado de pies y manos dejando que esas bestias me devoren vivo y volviendo a aparecer después al otro lado de la plaza-dijo señalando un pequeño escenario que había al otro lado de la plaza-bien, allá vamos-dijo a la vez que miles de cadenas se agarraban a su cuerpo y poco a poco iba siendo sumergido en el agua por su ayudante que había aparecido de la nada como él.
Ahí estaba dentro del agua, dentro del tanque baja la atenta mirada de aquellas fieras dispuestas a devorarle hasta que no quedaran si quiera ni mis huesos.
Al segundo se lanzaron contra él y empezaron a comerle haciendo que el ilusionista comenzara a gritar pero sin emitir ningún sonido bajo del agua. Los niños se llevaron las manos a la boca y muchas madres les tapaban los ojos horrorizadas. Yo por el contrario no podía apartar la mirada formando una retorcida sonrisa con mis labios inclinándome más hacia el escenario para ver mejor todo lo que ocurría sin perder detalle. Probablemente aquel no fuera el mejor de sus espectáculos, al menos no era muy propio para los niños o personas que apreciaran mínimamente su cordura, pero para mi estaba bien, era lo único que parecía mantener mi atención...la sangre.

A los pocos segundos ya no quedaba nada del mago, solo aquel líquido carmseí de vida que enturbiaba el agua pero que poco a poco comenzó a desaparecer. Aquello era realmente macabro y fascinante.
La plaza estaba en total silencio hasta que de repente una voz conocido rompió el silencio-aquí!-exclamó alzando los brazos al otro lado de la plaza-el gran Shi! Ha resucitado!-exclamó a la vez que recibía la gran ovación del público.

Cerré los ojos y me deje llevar.
Si…que sensación. Cada vez que la oía siempre era lo mismo. Un ruido ensordecedor resonando sin parar en mis oídos, un ruido tan estruendoso y hermoso que me recordaba a aquellos días del pasado. Donde después del molesto sonido, los golpes y la sangre, reinaba el silencio. Igual de ensordecedor, igual de abrumador…igual de aterrador.
Ya lo decían, la libertad acaba con un estruendoso aplauso.
Sin embargo esta vez no ocurrió así, si no que después de eso vino más ruido…otro incluso más devastador y molesto…


Clarea, el reloj arrinconado, y su tic-tic, olvidado por repetido, golpea. Tic-tic, tic-tic... Ya te he oído. Tic-tic, tic-tic... Siempre igual, monótono y aburrido. Tic-tic, tic-tic, el latido de un corazón de metal. En estos pueblos, ¿se escucha el latir del tiempo? No. En estos pueblos se lucha sin tregua con el relój, con esa monotonía que mide un tiempo vacío. Pero ¿tu hora es la mía? ¿Tu tiempo, reloj, el mío? (Tic-tic, tic-tic...) Era un día (Tic-tic, tic-tic) que pasó, y lo que yo más quería la muerte se lo llevó.


Que estaba pasando?

Un grito desgarrador.

Automáticamente todos mis sentidos se reactivaron, como si de un resorte se tratara y tras unas rápidas palabras del mago agradeciendo la presencia a todos los que estaban allí chasqueó los dedos y desapareció de nuestras vistas con todo lo que suponía su espectáculo. Yo solo me quedé quieto durante unos segundos y mientras todos corrían yo solo caminaba con tranquilidad hacia las calles sombrías de las cuales había salido antes del espectáculo.
Pero no me paré allí y reemprendí mi camino hacia ninguna parte dando alegres pasos por las calles cercanas a la plaza. No estaba olvidando algo? Algo realmente importante? Me mataba la curiosidad! Lastima no tener a nadie allí para que me avisara sobre lo que tenía que hacer ese día, aunque de seguro las Kykyo y Bluebell me seguían surcando los cielos para que no me pasara nada.
Seguí andando con una sonrisa de oreja a oreja comenzando a tatarear una siniestra pero bonita canción a mis oídos.

-Un, dos tres y un dos tres y un...-susurra para mis adentros con los ojos cerrados mientras no dejaba de avanzar entre las abarrotadas calles llenas de fantasmas y silencio para mi.
La música inundaba mis oídos , me hacía bailar a su ritmo dando notas completamente desgarradoras y sublimes imaginándome entre una gran multitud de almas en pena ahogándose en gritos,  con sus propios pasos acelerados huyendo del desastre en el que murieron, su sangre dando golpes contra el suelo, un sonido imperceptible para muchos pero demasiado conocido para mí, el latido de su fuerte corazón…

Si…de nuevo volvía a suceder…de nuevo bailaría la danza macabra…donde todos poco a poco y sin saber como eran atraídos hacia la muerte bailando con ella en un extraño y trágico vals para finalmente morir en sus brazos.


Esa era su danza...
La danza de la muerte. La danza macabra. Mi danza.



MONSTER:

Byakuran Gesso

Masculino Mensajes : 19
Localización : No te importa~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Dino Cavallone el Jue Feb 12, 2015 5:52 pm

¿Dónde diantres se había metido Byakuran?

Es lo que pensaba Dino, cruzado de brazos y con un gesto no muy agradable. Gracias a un mediador, había sido capaz de contactar con Byakuran tras el último encuentro que tuvieron hacía ya unos cinco años atrás. Al parecer, él y los Millefiore no habían dado muchos signos problemáticos desde lo que pasó en el futuro, pero al mismo tiempo, no sabía si eso era muy buena señal. Tampoco se habían pronunciado claramente ante el conflicto del "golpe de estado" que habían hecho desde lo interno de Vongola, creandose la New Vongola. Así que por ese, y otros motivos, decidió ponerse él mismo en contacto con los Milefiore y hacérles una visita, aprovechándo que tenía que volver a Japón.

Sin embargo, en la base de los Millefiore les habían dicho que Byakuran no estaba, y que no sabían donde se había metido, para ser sinceros. Acostumbraba a ir mucho a su aire.

El rubio suspiró largamente y, harto de esperar, le dijo a Romario que los demás se quedasen allí, pero que él iba a buscarlo porque no quería desaprovechar el tiempo símplemente quedándose sentado allí.

Jefe, no tiene ni idea de donde puede estar. Puede estar en cualquier sitio de Namimori, si deja que los demás lo busquen...

No necesito que lo hagan. Además, tengo que hablar a solas con él de todas formas. Voy a buscarlo.

Romario no estaba muy de acuerdo en ello, pero era mejor idea seguir a Dino y quedarse cerca de él, si no quería que se perdiese también por ahí y que el viaje hubiese sido en vano.

Así pues, ambos se hicieron a la calle, dispuesto a encontrar al motivo de su visita a la base.

Spoiler:
En cuanto se encuentren podré hacerlo algo más largo. No he podido estirar mas este post asi que... so sorry!





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Byakuran Gesso el Dom Feb 15, 2015 7:18 am


Unanswered prayers
Praying is useless...


Que podía hacer por allí? Al parecer escándalo solo había sido una tontería. Una mujer apuñalada en pleno día por error al no querer darle el bolso a un atracador. Un fallo de principiante. Después el varón con la mascara se había alejado corriendo de allí sin si quiera tomar el bolso.
Acaso matar a alguien era tan...tan...ni me salía la palabra, tan malo? Traumatice? Doloroso? No, no lo era, aunque tampoco recordaba la primera vez que había acabado con la vida de alguien. Quien habría sido el primero? Ni si quiera podía recordar eso. Sonreí levemente divertido ara después recordar como el pequeño cuerpo de Yuu dejaba de moverse entre mis manos. Esa debía de sr una de las pocas muertes que recordaba a mis manos.

Me alejé del cuerpo a la vez que la policía llegaba. Seguí el camino del ladrón recogiendo el bolso lleno de sangre y caminando como si aquello que me llevara no fuera una prueba para la policía me alejé de allí con tranquilidad.
Los policías igual que los perros, los lobos y otros animales huelen el miedo. Cuanto más tranquilo estés mejor y menos te miraran.
No es que quisiera para nada ese bolso, solo era la emoción de ser capturado a pesar de ser completamente inocente. Tampoco deseaba ser encarcelado por aquella estupidez, pero antes de ser apresado los mataría a todos, eso sería divertido no? Solo quería problemas.

Quemé el bolso entre mis manos y continué caminando con los ojos cerrados sin preocuparme hasta que caía en la cuenta de que era aquella espían que había estada cavada en mi mente todo el día. Abrí los ojos y reí con fuerza revolviéndome el cabello-Dino-chan...-susurré encaminando mis pasos hacia donde había quedado con él. Otra magnifica plaza de aquel pueblo.
Caminé con las manos en los bolsillos hacia allí, aunque por el camino cuanto más me acercaba a la plaza podá ver que se alejaba de allí y suspiré-que impaciente-volví a reir con suavidad aunque la verdad es que llegaba bastante tarde.
Le seguí, siempre tarás él iba hasta que en una de esas decid´tomar la calle paralela y alcanzarle saliendo justo delante de él-hi hi Dino-chan-sonreí calidamente y le tendí la mano con la que anteriormente había tomado el bolso, estaba manchada de sangre pero no me fije en ello ya que mis ojos seguían entrecerrados sin dejar de sonreír-pensé que ya no iban a aparecer he estado dando vueltas por todo Namimori para encontrarles-miré a Romario y moví la mano enseñando la palma sin dejar de sonreír-hi Roma-chan-reí por lo bajo volviendo a mirar al caballo salvaje-deberías saber que llama mucho la atención, pareces alguien importante y todo-le saca la lengua-yo sin embargo tengo mas cuidado con esas cosas, aunque ni si quiera pido que me acompañen, siempre lo hacen aunque los obligue a quedarse...-rodé los ojos-bueno, empezamos? Para que quería verme?-reí llevándome la mano ensangrentada a la boca tapando mi sonrisa-lo siento parece que estoy haciendo un soliloquio, una gran verborrea-aparte la mano aun sin percatarme de que me había manchado.

Que divertido era  al fin haberse encontrado con Dino, ahora podía jugar con alguien, aunque no parecía estar para muchos juegos, dudaba mucho que siendo como era él me llamara para jugar. Eran unos aburridos, también Tsu-kun. Nunca querían jugar, siempre trabajo, trabajo trabajo y mas trabajo...que irresponsables. No, supongo que era al revés. Jijiji.

Una de las siete maravillas, eso era lo que era.
Nunca había sido salvado o había evadido conflictos porque ya llevaba marcado a fuego en mi piel el estigma de ser despreciado, el de ser un monstruo, como un inservible cerdo humano. Yo constituía una jauría de perros, pero tengo cara humana. Jamás he salido corriendo por miedo u otra razón, nadie controla mis acciones y no hago responsable a nadie de ellas. Todo el mundo es amigo de mi amigo de un amigo, o al menos eso solía decir, pero honestamente jamás he tenido de eso, ni siquiera amigos. Porque? Porque todos son humanos y yo no.
Amo las cosas que no le gustan a nadie, incluso poner fin a una vida, me encanta y nunca dejo rastro. Porque no me molesta? Porque no tengo conciencia, no me importa quien es nadie, solo se que es divertido matar. Tal vez tenga algún tipo de enfermedad, estoy realmente preocupado por ello...jajaja mentira. Yo nací de esta manera, yo fui creado así, no temo lo que soy porque no se trata de ninguna enfermedad, es ser o no ser.
Mejor no hablar de mis sentimientos, a pesar de tener un certificado que me cataloga como ser humano nacido y con sentimientos no los tengo.
Soy algo único.

Mi mente de nuevo volvía a pensar en esas cosas. Sangre y más sangre. Mi destino estaba marcado por ella.


Humanos, perros experimentando la era del corte.
Humanos, cerdos experimentando la era del corte.
Humanos, mierda viva experimentando la era del corte.
La era de la mierda.



MONSTER:

Byakuran Gesso

Masculino Mensajes : 19
Localización : No te importa~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Feb 17, 2015 8:51 am

Ya dejando de lado el mal humor que tenía por haberle hecho esperar, Dino se dedicó a recorrer unas cuantas calles con un paso algo acelerado porque no tenía tiempo que perder, a decir verdad. Hasta que una de las esquinas, al soblarlas, se topó con el chico directamente, haciendo que el rubio se echase levemente hacia atrás.

No le dio tiempo a decir gran cosa, solo lo que su rostro podía enseñar, que no siempre era sonrisas. No solía molestarse pero una de la cosas que no le gustaba era la falta de profesionalidad.

Miró la mano del otro con una ceja alzada. Tenía sangre. Suponía que quería que se la estrechase pero no lo hizo en absoluto. Y aunque no le vio, al estar delante de él, Romario hizo un gesto extraño cuando Byakuran le señaló tan amigablemente, aunque este siguió firme tras su jefe puesto que era lo que siempre hacía y tenía que hacer.

Habíamos quedado en la mansión de los Millefiore para evitarnos problemas, pero alguien al parecer no estaba allí. —Dijo algo reticente, cruzandose de brazos.— Soy un hombre de negocios, de todas formas. Sin embargo yo no soy quien va manchado de sangre por alguna razón que no quiero preguntar ni saber. —No recordaba la última vez que alguien le había irritado (probablemente fue Kyoya, seguro) pero suspiró largamente y se serenó un poco.— No quiero hablar de cosas importantes en medio de la calle. Si seguimos por la izquierda hay un callejón. —Señaló en aquella dirección. Al menos estarían más escondidos de miradas y podrían ver si alguien se acercaba.— ...Pero creo que puede llegar a interesarte. Es sobre Tsuna y la situación que afrenta lo que conocíamos como la familia Vongola.

No era un secreto que a Byakuran siempre le había interesado Tsuna, por el hecho de sobrepasarle y por no entenderle del todo. A decir verdad, nunca sabría que se le pasaba por la cabeza al chico de cabellos claros, y aún menos en su versión más joven, pero si podía atraer su atención y tantear el terreno sobre su posición ante el conflicto, entonces quizá merecía la pena tenerlo de aliado. Desde luego, tenerlo de enemigo no les convendría para nada. Eso era algo que Dino esperaba evitar.





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Byakuran Gesso el Vie Feb 20, 2015 10:56 pm


Unanswered prayers
Praying is useless...


No perdí la sonrisa en ningún momento a pesar de que ninguno de los dos estrechara mi mano que estaba llena de sangre sangre tal y como había dicho el rubio-vaya-reí limpiándola a mi camiseta para después tapar aquello con mi chaqueta-no tenia idea de que me había manchado-sonreí levemente con despreocupación-la verdad es que me vi envuelto en un problema, pero no hace falta que te preocupes Dino-chan, la sangre no es mía-enseñé mi mano ahora limpia y reí-tampoco he sido yo el verdugo de esta victima, pero bueno...-me encogí de hombros-de todas formas me culparían no?-le saque la lengua-bromeaba-aunque en realidad no lo hiciera.
Metí mis manos en los bolsillos-en la mansión Millefiore? Vaya...eso si que es raro, creo que lo recordaría-de nuevo volví a hacerme el loco y le di la espalda-vamos entonces-caminé hacia el callejón al que se refería-así que sobre Tsu-kun eh? Estoy ardiendo en deseos de saber que me concierne con su familia, no se porque siempre me veo envuelto en sus disputas-suspiré con algo de fuerza-son bastante molestos no cree?-me di la vuelta sonriendo de nuevo caminando ahora hacia atrás.

En la tierra de los dioses y los monstruos en la que estaba atrapado yo era un ángel, viviendo en el jardín del mal. Jodido, asustado, haciendo todo lo que necesitaba para sobrevivir, brillando como un faro que arde buscando una medicina para sobrevivir. Fama, licor, amor, los necesitaba para seguir adelante en esa tierra. Precisaba que alguien me los diera.
Dios y yo no nos llevábamos bien, por ello continuaba por la senda que desde un principio se me había marcado, ser un monstruo. Que se podía esperar si no de alguien que había sido educado como tal? Tenía la culpa? No, claro que no. la culpa había sido del mundo y ya era tarde para no caer en la oscuridad pues estaba sumergido de lleno en ella sin poder escapar. No obstante no me rendiría no dejaría que aquello acabara conmigo. Debía sobrevivir, seguir adelante.
En la tierra de los dioses y los monstruos yo era un ángel buscando ser alguien importante cuando realmente no era nadie. La vida imita al arte y yo era una simple basura que imitaba la figura de mi creador, de mi padre, mi progenitor...y por ello me odiaba. Por ello deseaba que alguien dispara directo a mi corazón, que acabaran conmigo. Pero cuando alguien iba a hacerlo algo dentro de mi se activaba autosalvandome, diciéndome que viviera, que continuara con la larga lista de victimas que pesaban sobre mis hombros.
Una vez alguien me dijo que la vida no era tan difícil en esa ciudad...pero para mi realmente lo era, solo convivir con mi propia existencia ya era un calvario a pesar de no expresarlo.
Nadie se llevaría mi alma lejos porque sencillamente hacia tiempo que la había perdido. Vivía como Jim Morrison, tomando unas vacaciones en un motel, salidas, parrandas y canciones. Desperdiciando todo lo que tenía y todo lo que era. Mierda! Debía conseguir las claves para sobrevivir! Aquello no era el paraíso, ni si quiera el infierno, era algo que no era ni dejaba de serlo.
Fuera como fuera yo continuara de la misma manera. Hacía demasiado tiempo que había perdido mi inocencia.

Entré en el callejón parando una vez estuvimos bastante dentro de este-bien, habla con total tranquilidad Dino-chan. Que necesitáis esta vez de mi? Tal vez algún trabajillo sucio como que mate al actual líder de la New Vongola?-sonreí ampliamente poniendo un poco cara de loco-acerté? Vamos dime que si-reí estridentemente pero siempre con un toque de armonía y musicalidad en esta-vamos vamos dime, estoy realmente ansioso-sonreí


Dios ha muerto, eso esta bien para mi.



MONSTER:

Byakuran Gesso

Masculino Mensajes : 19
Localización : No te importa~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Feb 24, 2015 4:13 pm

Precisamente le preocupaba que no fuese suya. A veces Byakuran actuaba de formas algo extravagantes y extrañas, y eso hacía que la gente bajase la guardia ante él, la mayoría de veces. Afortunadamente, muchas veces no tenía dobles intenciones, o no lo parecía, pero otras veces... el rubio no estaba tan seguro. Aunque todo eso era de la observación que ejercía sobre el, tampoco es que lo conociese demasiado o en profundidad para saber algo así, y de algún modo lo agradecía.

¿Quién sabe? No se muy bien que decirte. Yo procuro no meterme en líos porque tengo trabajo y un estatus que mantener. Además no soy esa clase de persona.

Pero no sabía que podría decir Byakuran. Dejó de lado esa broma y comenzó a caminar hacia el callejón que le había señalado, escuchando que mencionaba a Tsuna y que no le gustaba meterse en "conflictos" o alguna cosa así. En eso no concordaba mucho con él, después de todo, su futuro "yo" había planeado varias veces la dominación mundial.

Creo que nadie te dejaría fuera. Deberías alegrarte, siempre que una fiesta se empieza, piensan en ti.

Quizá bromear con eso no era oportunido, pero no pudo evitar sonreír levemente, algo gracioso, mientras el chico pasaba primero y tras él, el rubio y su mano derecha. Hasta que Byakuran no se detuvo, tampoco lo hicieron ellos. Al final quedaron a pocos metros, para poder hablar tranquilamente sin tener que alzar la voz.

Supongo que ya sabrás lo de la división de Vongola en dos mitades ¿cierto? Como el líder de la familia Millefiore, eso deberían ser ya viejas noticias. También sabrás que tanto como el CEDEF como yo nos hemos puesto de parte de la Old Vongola, pero nada se ha escuchado directamente sobre ti, así que he venido a preguntartelo cara a cara, no quiero arriesfarme a ningún escape de información. —Hizo una pequeña pausa, mirando directamente al extraño ser que tenía enfrente de sí, con un gesto serio.— ¿De qué parte estás, Byakuran?





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Byakuran Gesso el Dom Mar 01, 2015 9:23 am


Unanswered prayers
Praying is useless...


No pude evitar reír por sus graciosos y hábiles comentarios, aprecian como pequeños puñales hacia mi persona que dejaba que se clavaran directos en mi sin importarme si los esquivaba o no, es más si se clavaban era mucho más divertido, solo hacían que mi sonrisa se ensanchara.

Él no era esa clase de persona, entonces que clase de persona era? Y yo?
Un gran actor que se coloca su máscara simbólica mostrando siempre una amplia sonrisa que no se colapsa siendo de esa manera amado. Que chico más infortunado. Su corazón de estaño imperfecto seguirá siendo mareante incluso si esperas mil años. De alguna manera había olvidado la forma de reír haciendo que todo comenzara a temblar viniéndose abajo.

1 punto? 100 puntos? 10 puntos? Quien había sido un bueno niño hoy? Cuantos puntos más podía acumular? O es que acaso aquello eran notas fallidas? Cuantos había conseguido Dino? No creía que él alguna vez hubiese jugado a ese juego.
Aun podía recordar como les gritaba y les decía a mis prisioneros que rieran para mi cuando estaban pasando por la peor de las torturas. Era tan divertido. La buena suerte y la fortuna va a todos los que ríen, les decía entre risas y sangre. Difamen, critiquen, los buenos hábitos no les salvaran, así que continúen hasta que sus cuerpos no lo soporten más porque yo había nacido para estar solo y morir de la misma manera, viviendo la vida siempre al borde del precipicio, al limite.

De alguna forma anhelaba aquellos tiempos, los buenos tiempos, los malos tiempos, los tiempos del todo y el nada donde colocaba mi mascara de sonrisas y lagrimas y salía a escena a actuar como había continuado haciendo, cambiando un poco el guión, hasta el día de hoy, con una sonrisa que nunca se colapsaba siendo amado por todos pareciendo un chico amable y bondadoso que para ser normal rebuscaba entre los libros intentando encontrar el paradero desconocido de algunas emociones que veía que la gente experimentaba, como por ejemplo la forma de amar que hacía tiempo había olvidado.

Todos bailaban a mi alrededor fingiendo igual que yo, lo sabia, no era una novedad, a excepción de algunas personas ninguna era mejor que yo. Todos actuaban de una manera despreciable con una sonrisa falsa en sus rostros, porque para que ser de verdad? Los grandes esfuerzos no serían recompensados, de todas formas seguía siendo emocionante vivir al borde del colapso, aunque a decir verdad tampoco conocía otra manera.

Decidí dejar pasar el tema pues no era cuestión de ponerse a buscar enemigos en esos momentos en los que supuestamente era neutral-oh, eso es bueno-reí-me encantan las fiestas!-comenté emocionado-aunque es normal que piensen en mi no? Al fin y al cabo soy el alma de las fiestas, que sería una de estas sin mi presencia? No por algo se me conoce-bromee sabiendo que no era precisamente por eso por lo que mi nombre se había extendido con tanta rapidez al igual que el de mi familia.
Bostecé escuchando sus palabras de lo mas aburridas, de verdad estábamos hablando de eso? Pensaba que me iba a pedir algo más emocionante no a pedirme que me posicionara de un bando o de otro. Me estaba decepcionando en exceso el caballo salvaje, más podía considerarse un pequeño y tranquilo pony. Me encogí de hombros a la vez que mis ojos se cerraban-no lo se-susurré con todo cantar´n para luego sacarle la lengua tomándome como un juego todo aquello a pesar de la seriedad del contrario-por algo me he posicionado en tierra de nadie, no soy tan impulsivo como para ponerme del lado de New Vongola y masacrar todo lo que se ponga a mi paso-apoye un dedo sobre mi mentón-aunque no se ve nada mal-murmuré-no obstante esa idea a Uni-chan no le gustaría y ya no soy quien una vez fui-mentí descaradamente pero bajo la mascara de niño bueno de aquellos momentos y las palabras de confianza que una vez Yamamoto había depositado en mi me hacían sonar mas creíble-por lo que unirme a Old vongola no estaría mal, no obstante como ya he dicho no deseo cometer errores y Uni-chan odia la guerra y solo deseo hacerla feliz, así que supongo que sería algo así como que si Old vongola precisara de nuestra ayuda se la prestaríamos-dije alzando el dedo a modo resolutivo sonriendo-eso esta bien? es lo que querias oir Dino-kun?-ladeé la cabeza como un niño pequeño preguntando si algo que ha hecho es lo correcto al carecer del sentido la moral que estaba formándose en su interior.

No obstante Dino, no había sido el primero en pedirme que me uniera a ellos, los del otro bando también me habían hecho una proposición pidiéndome que jugara a las casitas con ellos pero también me había negado alegando que tal vez en otra ocasión pues de momento estaba algo cansado de jugar. Otra mentira. Pero debía de seguir manteniendo aquella calma ante todos, haciendo que todo lo hacía por el bien de una pequeña niña de ojos claros como el cielo y cabello de color azabache, así todos irían cayendo ante mi, entre mis fauces dejándome resurgir cuando estuviera listo de entre mis cenizas igual que el ave fénix. No me podía aguantar.

Todo estaba calculado. Incluso yo que creía saberlo todo estaba siendo manejado por alguien desde las alturas en aquella calculada tragedia donde los milagros eran incluso negligentes.


Un chico que hace de villano y es odiado por todos,
de seguro tiene más bondad que cualquier otro, pues ellos
no lo desean, verdad?
Pues estos héroes que nacen con la virtud de ser amados,
no desean amor.



MONSTER:

Byakuran Gesso

Masculino Mensajes : 19
Localización : No te importa~

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Dino Cavallone el Mar Mar 03, 2015 2:06 pm

No tenía tiempo que perder con palabras vanas ni juegos de posicionamiento, tratando de averiguar los movimientos del rival o lo que estaba pensando. Puede que eso a veces fuera importante, pero el método directo era mucho más eficaz en momentos en los que el correr de los minutos era muy valioso y que, además, ya conocía a quien estaba tratando. Nada de lo que le dijese podía hacerle cambiar de opinión sobre él. Nunca llegaría a fiarse del todo de Byakuran, aunque su pequeño hermano, tras la batalla de los representantes, le gustase pensar que había cambiado. Dino no era tampoco el tipo de persona que juzgaba a la gente y no perdonaba, pero vivían en el submundo y las mentiras estaban a la orden del día.

No era tan estúpido como todos se imaginaban, aunque a veces que lo considerasen estúpido le daba una ventaja significativa.

Si quisiera dedicarme a adivinar en lo que estás pensando, ya hubiera invertido tiempo en ello. Pero no me interesa eso, simplemente quiero saber que vas a hacer con todo esto. —Podría ser cierto y que quisiese sin hacer nada, pero los Millefiero no eran ese tipo de familias, y si no se habían pronunciado si quiera, es que Byakuran ya había comunicado algo a sus subordinados.— Tsuna ya te ha tenido de aliado, se ha pensado en ti como en un valioso aliado... No lo estropees ahora. —Porque a Tsuna le iba a ser difícil pelear contra él, si se diese el caso. Caso que el rubio no veía muy descabellado, a decir verdad.— No se trata de lo que yo quiera oír, se trata de que más te vale que no me mientas, porque si vas con dobles juegos terminarás de nuevo como aquella vez.

Y Tsuna esa vez no volvería a confiar en él. Por nada del mundo.
No pensaba que algo así preocupase a Byakuran, pero si que le fastidiaría el hecho de no volver a pasarse por un aliado de nuevo. Y tener en contra a Vongola era algo que no era recomendable.





Dino Cavallone
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 90
Localización : Mansión Cavallone

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Unanswered prayers [pv Dino]

Mensaje por Contenido patrocinado Hoy a las 8:29 am


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.